"EL PERRO ES EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE Y EL HOMBRE ES EL PEOR ENEMIGO DEL PERRO ".

11.8.14

Hijos de patas 24.jul.2014 7° programaHijos de patas 24.jul.2014 7° programa


El perro en la literatura

El papel más importante del perro en el ámbito literario es, naturalmente, el que ocupa en la vida cotidiana, el de ángel guardián y fiel compañero.
Ya en la Odisea, Homero puso de relieve el papel del perro de Ulises, Argos, que fue el único “personaje” que reconoció después de su peligroso viaje.
los perros forman parte de la literatura. Miguel de Cervantes Saavedra, Lope de Vega, Rafael Alberti, Gabriel García Marquez, Horacio Quiroga, Stephen King, Juan Rulfo y Lord Byron también emplean en alguna parte de su obra referencias a los perros.


Las razas de perros, héroes de estas novelas, alcanzaron una popularidad fuera de lo común, hasta el punto que mucha gente dice “un Lassie” en lugar de un Collie.
Aun cuando el perro no tiene el papel preponderante, la literatura lo presenta como sostén del personaje central.
En los textos de Julio Verne, un pequeño perro acompaña a los personajes en sus viajes y los saca de situaciones a veces difíciles, gracias a una de sus principales cualidades, el olfato. Esto sucede en Viaje al centro de la Tierra, en Dos años de vacaciones y en La isla misteriosa.
Por último el papel del perro puede ser puramente simbólico, incluso hiperbólico, y puede ayudar a revelar una situación o un sentimiento.
Jonh Steinbeck ilustra el egoísmo, la injusticia y la soledad del género humano en Hombres y ratones, cuando narra la lenta agonía de un viejo perro, compañero de la mala fortuna de un pobre obrero que no puede decidirse a dejarlo morir.

 Para los poetas o los novelistas, la bestia merodea, salvaje criatura demoníaca que devora cadáveres o niños pequeños... Sir Arthur Conan Doyle hasta le confía el título de una de las célebres aventuras de Sherlock Holmes, El perro de Baskerville, donde un enorme cánido devora a los habitantes de la oscura landa escocesa.
En escrituras de Julio Verne encontramos un pequeño perro acompañando a los personajes en sus aventuras.
Narradores perrunos proponemos historias en las que el narrador, tiene hocico y cuatro patas.

Tombuctú de Paul Auster
Cuando fui a recoger este libro a la biblioteca, el encargado de préstamos me comentó: ¿sabes que te llevas a casa uno de los libros más preciosos que tenemos? Con esta promesa empecé la lectura deTombuctú, una historia realmente extraordinaria. El narrador es Mr. Bones, un perro de raza desconocida que nos cuenta los últimos días de su amo, William Gurevitch, en Baltimore. A través de flashbacks vamos conociendo la vida de Willy y su relación con Mr. Bones, a quien acoge para protegerse de la dura vida de las calles y con el que acaba entablando una
relación de amistad que se prolonga hasta el fin de sus días.
Charlas con Troylo de Antonio Gala
Antonio Gala dialoga en este libro con su teckel, Troylo, acerca de los temas que le preocupan: el amor, la soledad, el odio, el paso del tiempo, la educación, la moral...

Flush de Virginia Woolf
Flush es una original biografía del perro de la poetisa Elisabeth Barret, una excusa perfecta para descubrirnos la vida inglesa durante la época victoriana desde los ojos de un bondadoso spaniel.
para aquellos que prefieren los relatos breves a las novelas.

Las mejores historias sobre perros
recoge una serie de relatos breves de escritores como G.K. Chesterton, Ruyard Kipling Jack London, Virginia Woolf entre otros. Cada uno de ellos explica, con su propia visión, el nexo que existe entre perros y humanos.
Gerald Durrell, eminente naturalista y autor de la divertidísima historia “Mi familia y otros animales”

Y en el futuro, Ficcion ...
El destino del hombre y el del perro parecen estar ligados estrechamente y para siempre. Por supuesto, la literatura de ciencia ficción se ha adueñado de este fenómeno. El perro prefigura lo que le sucede o le va a suceder a su amo. Es así como Stephen King, en Cementerio, lo hace regresar de entre los muertos. Frank Herbert le consagra todo un cuento, The gone dogs: una epidemia diezma a la población canina, causando una histeria colectiva y una situación catastrófica, tanto para el hombre como para el perro,
imagen sombría del futuro en que el hombre y el perro compartirán fatalmente la misma suerte.
Jack London sobresale como el novelista que más se ha ocupado de la relación entre hombres y perros J.R.R.Tolkien le dedica una obra a su hijo adonde un perro de juguete cobra vida
Amigo o enemigo, el perro, compañero de siempre, sigue llenando nuestros libros, reflejo inocente de nuestras verg+enzas y nuestras desgracias humanas, tan solitarias que, aun escritas, necesitan un compañero de cuatro patas.
El perro en los comics, historietas y dibujos animados
La literatura infantil subraya el papel protector del perro, que a menudo representa el personaje principal.

 La primera historieta, publicada a principios del siglo XX en un diario neoyorquino, pone en escena una exposición canina, marcando el principio de la celebridad para los perros, que luego se convirtieron en verdaderos héroes de dibujos animados. Desde entonces, no han dejado de ocupar un sitio cada vez más importante, llegando a veces hasta convertirse en el personaje principal de la historia.
Pluto, el perro de Mickey

el Fox-terrier Milou, fiel compañero de Tintín.
También se puede citar al Idefix, el minúsculo mestizo inseparable de su amo, el imponente Obelix
Snoopy, el perro de Charlie Brown, este carácter “humano” se manifiesta a través de pensamientos filosóficos
La dama y el vagabundo
101 Dálmatas

articulo extraido de:www.perrosargentinos.com.ar 
 descarga de libros digitales



Historias  de Perros en el espacio



Laika es el nombre de la legendaria perra soviética que fue el primer ser vivo en orbitar la Tierra. El lanzamiento se llevó cabo el 3 de noviembre de 1957. Laika fue acomodada en el interior de un recipiente cilíndrico del satélite Sputnik 2 (el segundo satélite artificial lanzado por la Unión Soviética). La perra vivió 7 días en órbita terrestre demostrando por primera vez que un organismo vivo evolucionado podía sobrevivir en el espacio. Junto con su ración de comida del séptimo día Laika recibió un veneno que produjo su muerte.

 La eutanacia se efectuó en Laika para evitarle el sufrimiento de morir calcinada, los soviéticos no habían desarrollado aún los mecanismos de recuperación de naves y una vez finalizada la misión, el Sputking no tuvo otra opción que entrar en la atmósfera terrestre como un meteoro y desintegrarse. Las protestas de muchos organismos de protección de animales no lograron que los rusos detengan sus experiencias con perros en el espacio.
El 28 de julio de 1960 los perros rusos Lisichka (que siginifica "zorrito") and Bars ("pantera") murieron en un test de vuelo del Vostok, que explotó en llamas durante el lanzamiento.
Mejor suerte tuvieron, en agosto de 1960, las dos perras Belka ("ardilla") y Strelka ("flecha"), puestas en órbita a bordo del Sputnik 5 (prototipo de la astronave Vostok) ya que fueron recuperadas vivas al día siguiente, después de haber realizado 18 órbitas alrededor de la Tierra, en la primera experiencia exitosa de recuperación con vida de los tripulantes de un vuelo orbital. 
Posteriormente al viaje Strelka dio a luz una camada de 6 sanos


cachorros, uno de los cuales fue obsequiado al presidente J.F.Kennedy.
El 1o de diciembre de 1960 Pchelka ("abejita") y Mushka ("mosquita") murieron al reentrar en la atmósfera terrestre a bordo del Sputking 3 con unabrupto ángulo de ingreso que produjo la destrucción de la cápsula espacial.

En otra experiencia desafortunada 
del equipo espacial ruso, una veziniciado el despegue del SL-3, el 22 de diciembre de 1960, la tercera etapafalló y el vuelo orbital fue abortado. Sus tripulantes caninos, Damka("señorita") y Krasavka ("bonita") sobrevivieron. En la etapa final depreparación de un vuelo orbital tripulado por astronautas humanos, otros perros fueron enviados al espacio: Kernuschka ("negrita") el 9 de marzo de 1961 y Zvezdochk ("estrellita") el 25 de marzo de 1961 y fueron recuperados con éxito.El 22 de febrero de 1966 en el biosatélite Kosmos, también soviético, fueron lanzados Veterok ("brisa") y Ugolek ("carbon"), quienes aterrizaron felizmente luego de cumplir una misión de 22 días logrando el record de permanencia canina en el espacio. 



Miedo a los gatos

¿Qué es Ailurofobia?
La Ailurofobia se trata de un trastorno psicológico que provoca que una persona sienta miedo persistente e irracional hacia los gatos. La apalabra “Ailuro” es un término griego que significa gato o también es utilizado como maullido de gato.
Una persona que sufre de Ailurofobia no puede soportar el tener a un gato cerca, y puede llegar a experimentar taquicardia, dificultades respiratorias, sudores y hasta ataques de pánico. El miedo también se puede activar al ver imágenes, videos o películas con gatos, dependiendo del grado de gravedad del trastorno en la persona afectada.
Como todos los miedos y fobias, la Ailurofobia es creada por el inconsciente como un mecanismo de protección. Todas las fobias tienen explicación y estás pueden desencadenarse debido a malas experiencias en el pasado, por lo general durante la primer infancia, como por ejemplo, haber recibido una mordida o arañazo de gato o cualquier otra mala experiencia pasada.
También hay mucha gente que manifiesta miedo a los gatos sin haber pasado jamás por ninguna mala experiencia, pero es un miedo que se ha trasmitido de generación en generación (lamentablemente) desde la época de la Edad Media, una época muy oscura en donde los gatos eran perseguidos por estar supuestamente relacionados con las brujas y la hechizería. Vaya tontería, pero lo cierto es que todavía hay muchas personas que siguen creyendo en estas leyendas, especialmente con los gatos negros.
Otra teoría a este miedo podría tener su origen entre nuestros antepasados, aquellos que vivían en la época de la prehistoria y se veían diariamente en el peligro de ser cazados por los “gatos grandes”, como los leones, leopardos, tigres, etc. No olvidemos que pertenecen a la misma especie, y en muchas personas, la memoria genética llega a activar estas fobias sin haber tenido jamás algún incidente con estos animales, desconociendo que sus antepasados sí tuvieron problemas reales (de supervivencia) con grandes felinos y otras especies.

La Ailurofobia se puede tratar con un adecuado tratamiento psicológico que puede incluir hipnosis o Programación Neurolinguística. Las personas pueden dejar de sentir ese miedo irracional hacia los gatos siempre y cuando sean tratadas correctamente.
Personas famosas que sufrieron el trastorno de la Ailurofobia: -
 Napoleon Bonaparte
- Julio Cesar
- Alexander el grande
- Adolf Hitler
- Genghis Khan
- Benito Mussolini 

 art: http://www.gatosdomesticos.com

inghilt∴

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Apreciamos mucho vuestros comentarios.